domingo, 19 de agosto de 2012

DETALLES

Me gustan los detalles, las muestras de cariño, pequeños regalos cargados de sentimientos.

En unas jornadas de biblioteca en Fuenlabrada Andrea Rodríguez Flor, ponente sobre "arquitectura de papel", nos mostró una forma de hacer tarjetas que al abrir contenían un tesoro; trabajamos sobre los libros Pop-up.

Se me ocurrió utilizarlo como regalo a mis alumnos y durante dos cursos ha sido un éxito. Lo utilizo para sus cumpleaños, para recompensar la superación de dificultades y como premio.

Intento elegir un dibujo que sea significativo para el niño/niña (cuando les pregunto salen princesas, gormitis, spiderman, leones, coches etc.), y a veces para mí, lo decoro con rotuladores alegres y con colores brillantes de oro y plata. Y lo más importante al final de la tarjeta elijo un trozo de poesía .

En este año sólo lo he utilizado para los cumpleaños y todos estaban deseando que llegara el momento del regalo. Me emociona recordar sus caras cuando abren su dibujo y el silencio cuando hago la retahíla de entrada "Un beso de tu maestra" y les leo la estrofa de la poesía.







Mi objetivo, además del emotivo, es animar a la lectura de la poesía. Los niños/as piden a sus familias que les lean esa poesía en casa, antes de dormir, se la aprenden de memoria y la recitan en clase. Y sobre todo guardan como un tesoro este pequeño obsequio hecho con todo mi cariño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...