Últimas actividades

MI PRIMER DÍA DE CLASE, 3 AÑOS

By 22:40 , , ,

El primer día de clase de tres años, dentro del periodo de adaptación.

El primer día de cole, una vivencia que nunca olvidamos. Sobre todo las familias.

Os voy a contar mi experiencia en la preparación del primer día de clase en tres años, con el grupo que inicié en el 2017.



Ese maravilloso día conozco a mis niños, por turnos, en pequeños grupos.

A las familias ya las conozco, casi a todas. Hemos tenido una reunión general previa donde nos hemos presentado todo el equipo y dado las primeras pautas, normas y materiales que vamos a necesitar.



Les contamos, en un primer contacto, cómo vamos a trabajar y cuáles son nuestros objetivos.

Resolvemos dudas y calmamos muchos miedos. Presentamos el blog de aula y establecemos los mecanismos de comunicación. 

Los padres, sobre todo los que trabajan, aceptan encantados la posibilidad de comunicación a través de correo electrónico. Intentamos aclarar los posibles problemas de los grupos de Whatsapp, hacemos algunas recomendaciones, para evitar conflictos desde el principio.

También es el momento de explicar cómo organizamos los primeros días del periodo adaptación, en mi colegio hacemos una entrada paulatina y reducida de tiempo y número de niños.

Preparamos la clase

Vuelvo al primer día, son tantas las emociones y los matices que podríamos escribir un libro.



He estado preparando el aula con mucho amor para recibir a mis príncipes y princesas, podéis ver algunas ideas en el post de 10 claves para organizar el aula.

 El primer día es muy especial, tenemos todo listo para recibirles.



Decoramos la entrada y la ambientamos en un mundo de cuentos, llenos de besos abrazos y caricias.

La primera impresión es muy importante y ya dice mucho de cómo vamos a trabajar.


Las posibles mascotas, todavía tenemos que preparar la motivación y realizar votaciones para decidir por parte de los niños, también están esperándonos acompañadas de su mamá.

Dos hermanos gemelos, una hembra y un macho, a los que llamaremos, posteriormente, Chocolate y Princesa.

Todo ello dentro de nuestra pequeña primera toma de contacto, muy elemental, con un mini proyecto. Alrededor del que girarán todo el establecimiento de normas, emociones y rutinas.

Le dedicaremos prácticamente todo el primer trimestre, dentro del periodo de adaptación.

Llegó el primer día

Entran de la mano de papá o mamá, o de algún abuelo o familiar. 

Están emocionados, van a conocerme y descubrir el espacio donde vivirán innumerables aventuras.



Ellos están nerviosos, y yo también, quiero agradarles y empezar a generar ese vínculo afectivo que nos acompañará durante todo el curso.

Me miran tímidos, algunos me abrazan, otros sonríen y también están los que se esconden detrás de esas piernas de apego que no quieren soltar.

 No pasa nada, ya llegará el día que juguemos todos en la alfombra y pase a formar parte de su figura de referencia.


Converso con las familias, a ellos les gusta que conozca a sus padres.

 Nos organizamos para realizar unas pequeñas actividades, que ya comentamos en la primera reunión:

  • Elegimos una silla, un casillero y un colgador dónde vamos a poner una foto y se va a convertir en nuestro espacio personal. Muy importante, en el colgador de arriba colocamos nuestra ropa de cambio para los imprevistos. Empezamos tomando decisiones.

  • Recorremos la clase, miramos, sacamos algunas cosas y tocamos aquello que nos llama la atención. Yo voy preguntando: ¿cómo te llamas?, ¿te gusta?...



  • Tenemos preparada una propuesta: nuestra tarjeta.
Ellos le ponen pegatinas de animales, la decoramos con unos estampadores chulísimos que les hemos comprado, utilizamos las ceras, los rotuladores.



Por supuesto le ponemos el nombre dentro de nuestra primera propuesta de escritura funcional y significativa.



Les encanta guardar este recuerdo, yo todavía conservo estos pequeños detalles de mis hijos.

Antes de marcharse les hago una foto con su familia, en días posteriores la visualizaremos y todos la guardaremos como un gran recuerdo para nuestro álbum escolar.


Así termina nuestro primer encuentro, muchos no se querían marchar y tuvimos que alargarlo un poquito. 

Mañana más, ya saben a dónde vienen, me conocen y quieren seguir jugando. 


Quizás también te interese

0 comentarios